Bienvenidos a la página dedicada al movimiento de Amigos de la Cruz.

Aquí podrás encontrar recursos, lecturas, oraciones e información acerca de los Amigos de la Cruz. Todo cristiano comprometido es un amigo de la Cruz, siguiendo los pasos de Nuestro Señor hasta la unión definitiva con Él.

Mantente, pues, siempre despierto y dispuesto para que el Señor te encuentre en todo momento velando y preparado.

Oración a la llaga adorable del Corazón de Jesús

¡Oh Jesús!, tan amante, tan amable y tan poco amado, nos postramos humildemente al pie de la Cruz, para ofrecer a Vuestro divino Corazón, abierto por la lanza y consumido por el amor, el homenaje de nuestro respeto, de nuestras adoraciones, y de toda nuestra ternura.

Dignaos, Dueño bondadoso, hacerme cada día más constante y más fiel; yo os pido esta misma gracia para todos los que se encomiendan a mis oraciones, por el Corazón dulcísimo e inmaculado de vuestra Madre, que lo es también nuestra, María Santísima.

Amén.

Acto de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús

¡Divino Corazón de Jesús! ¡Corazón mil veces ofrecido en sacrificio! ¡Corazón víctima! ¡Corazón Real y magnífico, para el cual los hombres ingratos no tenemos más que olvido, indiferencia y desprecio! Permitidme venir en este día en demanda de misericordia a vuestras plantas. Quiero desagraviaros de las traiciones y sacrilegios de que sois la adorable víctima en vuestro Sacramento de amor.

Sí, Jesús nuestro. Quiero desagraviaros de tantas y tan horribles blasfemias, que hacen temblar la tierra. Quiero desagraviaros por la profanación de los Santos Sacramentos y del santo día de fiesta, que os está consagrado.

Oración reparadora

¡Oh Jesús, amable y bondadoso! ¡Oh divino Salvador de nuestras almas! Dignaos echar una mirada de misericordia sobre vuestros fieles que venimos a llorar a Vuestras plantas sus infidelidades y las de los pobres pecadores, sus hermanos.

Os ruego consiga conmover a Vuestro divino Corazón, y obtener de él misericordia, para nosotros, para el mundo desgraciado y culpable, y para todos aquellos que no tienen la dicha de amaros.

Oración a María Santísima al pie de la Cruz

¡Oh María, la más tierna y la más desolada de todas las madres! Por el dolor inmenso que sentisteis al pie de la Cruz cuando visteis al atrevido soldado acercarse al adorable cuerpo de Vuestro divino Hijo y traspasarlo de parte a parte, os suplico que os dignéis alcanzar para los pobres pecadores, cuya abogada y Madre sois, la aplicación eficaz de la sangre y agua que salieron entonces del Sagrado Corazón de Jesús, Vuestro Hijo soberano.

Oración a San Benito por una buena muerte

(Oración de Santa Gertrudis, con la promesa de asistirla a la hora de la muerte):

Glorioso Patriarca, santo padre Benito, os recuerdo aquel favor que el Señor os concedió de honraros con una muerte tan gloriosa, exhalando el último suspiro en medio de la oración, y permitiendo que aún ahora despidáis un perfume tan suave en compañía de los Santos, que todos se deleitan. Os suplico que os dignéis asistirme tan fielmente a la hora de mi muerte, que resistáis al demonio por todas partes donde le veáis redoblar sus esfuerzos contra mí, para que defendido por vos quede libre de todas sus emboscadas y llegue a los goces del Cielo para siempre.

Así sea.

Ansioso de verte...

Cuan triste es Dios mío, la vida sin ti,
ansioso de verte, deseo morir.

Carrera muy larga es la de este suelo,
morada penosa, muy duro destierro,
¡oh, dueño adorado, sácame de aquí!,
ansioso de verte, deseo morir.

El amor mundano apela a esta vida,
el amor divino por la otra suspira.
Sin ti, Dios Eterno, ¿quién puede vivir?,
ansioso de verte, deseo morir.

La vida terrena es continuo duelo,
vida verdadera la hay solo en el Cielo,
permite, Dios mío, que viva yo allí,
ansioso de verte, deseo morir.

(Santa Teresa de Jesús)